Professional Self-Destruction: brutalidad mexicana por una buena causa

martes 3 de octubre, 2017

Stephanía O.

El sábado 30 de septiembre, a las 19:00 horas, alrededor de 80 fans se dieron cita en el Buchaca Bar de Cuautitlán Izcalli para el Professional Self-Destruction y disfrutar lo que un cartel, compuesto en su totalidad por bandas de metal mexicanas, brindaría.

Después de la apertura de puertas, muchos de los allí presentes bebían un vaso de cerveza mientras esperaban a que la primera banda hiciera los honores de inaugurar el escenario.

The Prototype, banda originaria de la ciudad de México, fue la primer encargada de dejar su marca. Mientras estaban frente al público, ejecutaron un death metal melódico que hace mover la cabeza hasta al más arrítmico. Con un setlist compuesto por rolas desprendidas de su primer disco, So It Begins, lanzado en noviembre de 2016, deleitaron a los asistentes por media hora.

Cuando terminó el turno de The Prototype, se confirmó lo que muchos ya sabíamos: sería una noche llena de mucho talento orgullosamente mexicano.

Kause & Effect, siendo la segunda banda en tocar esa noche, reventó los oídos de los asistentes con sus poderosos riffs durante unos buenos 40 minutos.  Estos muchachones, con sólo un disco en su haber, Perceptions, sorprendieron con una fresca propuesta de death metal que combina growls, voces limpias, unas bien coordinadas guitarras, el trepidante sonido de la batería y la gracia del bajo.

Melenas alborotadas, caras sudorosas, y mesas llenas de vasos vacíos de cerveza fueron la señal para que a las 20:30, Brutal Squirt sorprendiera a los fans con unos potentes growls y un tupa-tupa que no hacía más que incitar a sacudir el cráneo. Los capitalinos explotaron los sentidos de los espectadores tocando canciones desprendidas de su primer disco, Obliteration. Fueron 40 minutos llenos de energía escénica, riffs poderosos, voz potente y mucho headbanging. La banda se despidió de los fans, diciendo a modo de broma que sus canciones se pueden encontrar tanto en YouTube como en XVideos.

Con un ligero retraso debido a pequeñas fallas técnicas, Obesity tomó posesión del escenario alrededor de las 21:40. Son incontables las maravillas que pueden lograr dos guitarras de ocho cuerdas ejecutadas magistralmente. Los chicos dejaron boquiabierto al público presente con un poco de virtuosismo atascadón, o lo que muchos llaman djent, y tocaron algunos de sus éxitos, entre ellos ‘Patrick’.  La banda tomó un tiempo para aplaudir la increíble reacción y unión de los mexicanos después del sismo del pasado 19 de septiembre. Estrenaron una canción, aún sin nombre, pues fue compuesta durante un ensayo de la banda previo a este show. Se despidieron con una de sus canciones más famosas, ‘Yuca’, no sin antes agradecer a El Melómano, organizador del evento, por la invitación.

Cuando el reloj marcó las 22:45, The Moniac Sound-Maker subió al escenario y robó reflectores. Con canciones de su primer disco, lanzado en marzo de este año, explotaron, en buen sentido, los amplificadores y los oídos de los allí reunidos. Cuando la banda interpretaba ‘Professional Self-Destruction’, canción que le dio nombre a su disco y al evento, tuvieron unos pequeños problemas técnicos a los cuales les hicieron frente de la manera más profesional y sin decepcionar al público presente.

Antes de terminar su presentación, Rick Aguilar, vocalista y guitarrista de la banda, invitó a Lou Alpizar, bajista de Nuclear Chaos, para echarse un palomazo y tocar ‘Shockwave Supernova’ de Joe Satriani. The Moniac Sound-Maker se despidió de los asistentes tocando ‘Suicide Queen’, la cual fue recibida con aplausos y gritos por el público.

En punto de las 23:45, Nuclear Chaos cautivó al público. La banda capitalina fue la encargada de cerrar una noche llena de música, headbanging y cerveza, mucha cerveza. Cuando tocaron ‘Devil’s Touch’, algunos de los presentes armaron el mosh. Anuar Chaos, vocalista de la banda, comentó que tocarían dos rolas que nunca antes habían sido presentadas en público: ‘Re Define’, que se desprende de Absolution, su álbum debut, y ‘Desolate’, canción que formará parte de su nuevo material. Dedicaron ‘Mi Guerra’  a todos los mexicanos, principalmente a aquellos que han apoyado tras las recientes tragedias. Su presentación culminó con ‘Evolution’, durante la cual el wall of death animó a los asistentes a acomodarse unos buenos y sabrosos trancazos.

Nuclear Chaos Setlist Professional Self Destruction 2017 2017

Cuando terminó el bloque musical, El Melómano tomó el micrófono para dar gracias a los patrocinadores: Toxic, Condones Prudence, y R43 Tattoo Studio, con el cual regaló sesiones de tatuaje a los fans.

En conclusión, cada una de las bandas plasmó de la mejor manera lo que los mexicanos pueden crear. Aunque fue una noche en la que el death metal sabrosón predominó, no se volvió monótono ni aburrido pues cada una de ellas tiene un estilo propio muy trabajado y bastante bien desarrollado.

No cabe duda que el Professional Self-Destruction fue un evento de alto nivel y que no decepcionó a los fans. Si bien hubo pequeñas fallas técnicas que retrasaron un poco la logística, ésto no causó que se diluyera el ánimo del público. Además, cabe mencionar que las ganancias de los boletos vendidos fueron recaudadas para donar a los damnificados del terremoto del 19 de septiembre.

Definitivamente, la escena ha crecido y con ella, los toquines de calidad también.